Los precios en la industria marítima fluctúan enormemente, así como también la disponibilidad de contenedores. Las tarifas se han disparado hasta tres o cuatro veces y es muy probable que se mantengan elevadas, ya que la demanda mundial de bienes continúa superando la capacidad disponible. Para esto, la mayoría han empezado a utilizar las tarifas dinámicas para incrementar la visibilidad. Entonces, ¿cómo pueden los transitarios prosperar y crecer en este contexto? 

 

Los transitarios se encuentran frente a varios sistemas de pricing entre los cuales elegir. Esto puede ser un gran desafío teniendo en cuenta los beneficios tanto de las tarifas spot, como de las tarifas negociadas. Mientras que unas brindan información en tiempo real, las otras pueden tener grandes rendimientos si se negocian correctamente.

Actualmente, casi el 75% de los 11 principales transportistas marítimos ofrecen búsquedas instantáneas de tarifas en sus sitios web, y el 45% ofrece eBooking. Esto desemboca en que alrededor del 15% de la industria se decante por las tarifas spot.

¿Qué sistemas de pricing existen actualmente?

 

  • Tarifas negociadas (contracted rates)

Son aquellas tarifas de flete negociadas directamente con el transportista, en función de los volúmenes que se requiera. Por lo general, cuanto mayor sea el volumen, mejores serán las tarifas. Las tarifas negociadas generalmente se fijan por un período acordado y brindan más estabilidad en cuanto a costos. También, se depende de la relación que haya con la naviera y los procesos que allí lleven, lo cual definirá la rapidez y simplicidad del proceso.

Si nos centramos específicamente en el proceso que un transitario debe realizar desde la negociación con la naviera, hasta entregar una cotización a su cliente, nos encontraríamos con un procedimiento complejo y disperso. Esto se debe a que los formatos para compartir entre diferentes partes, analizar y ordenar estas tarifas son variados y no están estandarizados. 

 

 

  • Tarifas Spot

Una tarifa spot es una tarifa única que se obtiene por el transporte de un envío en tiempo real. Generalmente, son válidas para un solo envío y, a menudo, están restringidas a un barco o rango de fechas específicas. Son impredecibles ya que pueden fluctuar hacia arriba o hacia abajo, según las condiciones del mercado. Por ejemplo, algunos factores que afectan su variación son los peak shipping seasons y sus recargos, blank sailing, las fluctuaciones estacionales, el panorama político, los días festivos a nivel mundial, los precios del petróleo y los fundamentos generales de la oferta frente a la demanda. 

Su mayor ventaja es que permiten asegurar el espacio en el buque y garantizan el envío. Además, los transitarios pueden acceder a ella directamente desde las websites de cada naviera, sin necesidad de descargar o manejar documentos de Excel, PDFs, etc. Sin embargo, así como las tarifas contratadas, se encuentran dispersas y se debe acceder a página web por página web para encontrar la tarifa que más se ajuste a los requerimientos de los clientes.

 

¿Cómo optimizar el proceso de pricing con ambas tarifas? 

 

Como comentamos, ambos formatos siguen siendo complejos y las tarifas se encuentran dispersas en diversos sitios, haciendo más lento el proceso de pricing y complejizando las tareas de los transitarios. Frente a esto, varias empresas ya están elaborando iniciativas para intentar solucionarlo.

En Cargofive, por un lado, ofrecemos una solución digital ágil, dinámica y centralizada que permite a transitarios acceder a la información que necesiten en un solo lugar. Con esta solución, diferentes transitarios europeos han digitalizado sus tarifarios, además de acceder a tarifas spot de diferentes navieras en una sola plataforma.

Específicamente, está comprobado que el equipo de procurement ahorra alrededor de 120 horas mensuales, ya que lo único que deben hacer es ingresar las tarifas contratadas en el sistema. Además, el equipo de pricing ahorra más del 90% del tiempo promedio que dedica a la generación de cotizaciones, tiempo que pueden destinar a mejorar la calidad de la información, así como también a evitar errores costosos. Esto se debe a la optimización del tiempo lograda con integraciones via API, que permiten acceder a la información necesaria en tiempo real.

Ya son varios los transitarios de países como España, Italia y Portugal que han sumado Cargofive a su proceso en pos de mantenerse competitivos en la industria y aumentar su visibilidad en un mercado tan cambiante. ¿Qué esperas para sumarte tú también?