La transformación digital es difícil, especialmente si hablamos de la industria del freight forwarding. Ha tomado un poco de tiempo involucrar tecnología en los procesos de la logística internacional. Pero cada vez es más común ver freight forwarders digitales y plataformas que simplifican u optimizan algún procedimiento. Esto es algo que ningún negocio de la industria puede evitar, así que es momento de adaptarse y de ir al paso de la evolución.

 

Los cambios toman tiempo. Durante toda la historia de la humanidad podemos encontrar muchos momentos de adaptación antes de darse importantes cambios. Si comparamos la manera de vivir de hoy en día con como se vivía en el siglo pasado, podemos notar que hay una gran diferencia. Pero esto no sucedió de la noche a la mañana ni sin esfuerzo. De eso justamente se trata la evolución.

En 1963, sólo 1% de los países tenían puertos que operaban con contenedores. Veinte años después, en 1983, ya representaban el 90%. Sí, tomó esa cantidad de años establecer los envíos a través de contenedores, pero finalmente se logró cambiar la manera de mover carga entre países y continentes.

Teniendo en mente cómo ha sido la adopción de la tecnología en los últimos cien años, podemos pensar que fue bastante el tiempo que le tomó a los contenedores apoderarse del océano. Sin embargo, con el pasar del tiempo la tasa en la que otras tecnologías fueron adoptadas aumentó cada vez más rápido.

Fuente: Visual Capitalist

Como podemos ver en la imagen anterior, le tomó 10 años al internet llegar a tener 50% de adopción, mientras que la tableta lo alcanzó en 5 años aproximadamente. Así, las tasas de adopción probablemente van a continuar acelerándose con el surgimiento de nuevas tecnologías. Entonces, puede que haya sido un poco lento el proceso de adopción comparado con otras industrias, pero la transformación digital en el freight forwarding está por llegar y, seguramente, no tomará los mismos 20 años que le tomó a los contenedores.

Si nos vamos a la industria de la logística internacional, podemos decir que ha ido evolucionando y que apunta a operar de manera digital. Ha tomado su tiempo y todavía la mayoría de los servicios de logística, pero esto va a cambiar y pronto. Podríamos decir que es cuestión de tiempo tener a toda la industria digitalizada.

Veamos como ejemplo a las agencias de viaje. Hace un tiempo eran consideradas un muy buen negocio, ya que las personas necesitaban ayuda para planificar sus viajes, comprar boletos, hacer reservaciones y todo lo que quisieran para sus vacaciones. A medida que el internet fue apoderándose del mundo, las agencias han luchado para sobrevivir. Hoy en día todos tenemos acceso a comprar boletos y planificar cualquier viaje de manera online. Ya no existe tanta necesidad de acudir a los servicios de las agencias de viaje.

¿Qué hicieron ellas entonces? Como es de conocimiento de todos, aquellas que se quedaron operando de la manera tradicional, probablemente ya han desaparecido todas. Sin embargo, algunas más inteligentes lograron adaptarse a las nuevas tecnologías y cambiaron su manera de operar para mantenerse alineadas a lo que el mercado exigía. Ellas sabían que era la única manera de sobrevivir y crecer.

Los freight forwarders no van a desaparecer; la principal diferencia comparándolos con las agencias de viaje es que un pasajero puede organizar todo un viaje por sí mismo, pero los contenedores no pueden hacerlo. No obstante, pueden haber freight forwarders que sean dejados a un lado en el mercado por el empoderamiento de aquellos que pasen a ser digitales. Esto es fácil saberlo pues los clientes ya desean tener experiencias online y prefieren servicios más rápidos y actualizados.

 

¿Cómo están enfrentando la transformación digital los freight forwarders?

 

Hoy en día, ya hay varios freight forwarders buscando la mejor manera de pasar por su proceso de transformación digital. Aquí podemos ver algunas de las estrategias que están aplicando con ejemplos de cada una:

  • Desarrollar freight forwarders digitales y autónomos:
    • Maersk sacó Twill Logistics.
  • Crear equipos internos enfocados en la transformación digital e incluso han contratado expertos en la materia:
    • AllCargo contrató a un ex-empleado de Paypal para liderar su proceso de transformación digital.
  • Apoyar, financiar o incluso aliarse con startups:
    • CMA CGM creó un fondo de inversión y un programa de aceleración de startups.
    • DB Schenker invirtió en uShip.
  • Incluir nuevos softwares o herramientas que simplifiquen y automaticen sus procesos:
    • EuroAtla con Cargofive.

Como mencioné anteriormente, es sólo cuestión de tiempo para que toda esta ola invada a la industria del freight forwarding y se genere la inevitable revolución digital. Sin embargo esto no va a pasar de un día a otro. La transformación digital no se trata sólo de contar con las herramientas, sino que debe haber un verdadero cambio también en la metodología de trabajo y los procesos. Y eso, lleva su tiempo.

Puede que se trate de un proceso lento, pero, cuando finalmente se dé, los que se hayan quedado apegados a la metodología tradicional enfrentarán un momento bastante difícil y les costará sobrevivir. Así que, ¿ustedes se van a quedar sentados esperando que llegue la revolución digital y los deje fuera del mercado, o van a trabajar para ser parte de ella? Podrían empezar su transformación digital con pequeñas partes: simplificando la gestión de las tarifas, obteniendo los itinerarios en tiempo real, generando cotizaciones rápidamente y teniendo mayor visibilidad de todo su negocio. Con todo eso y más, en Cargofive les podemos ayudar, así que ¡manos a la obra!