Los proveedores logísticos que existen son determinados por el tipo de relación que llevan con las diferentes partes involucradas o “Party Logistics” (PL). Aunque son independientes unos de otros, es preciso aclarar que unos no funcionan sin otros y que estos conforman los eslabones de la cadena de suministro global. 

 

Cada proveedor logístico es apenas una parte del complejo proceso que se lleva a cabo dentro de una cadena de suministro. A medida que a cada parte se le suma otra, se añade profesionalización a la cadena y por ende más valor gana este rol en el comercio internacional. Y mientras más valor gana, necesita de un mayor nivel de servicio para competir en el mercado global. 

En función de ello y tomando como premisa que, en una investigación realizada por Morgan Stanley en junio de 2019, se concluyó que “el comercio de servicios está creciendo más rápido que el comercio de bienes”, pudiéramos explicar el hecho de que hoy en día el nivel de servicio de un proveedor logístico está atado a la cantidad de partes involucradas (o “Party Logistics”, PL según sus siglas en inglés) y a la tecnología que utilice para optimizar su aporte a la cadena de suministro.

 

¿Cuál es la diferencia entre los proveedores logísticos con 3PL, 4PL y 5PL?

 

Si tuviésemos que establecer una analogía entre el nivel de servicio de un PL con la velocidad de respuesta que puede ofrecer, esa analogía sería con la Escala Saffir – Simpson, donde 1 es la velocidad mínima o respuesta más lenta y 5 la velocidad máxima o respuesta más rápida. 

Esto a su vez podemos compararlo con el nivel de tecnología digital que el proveedor logístico tenga a su disposición para llevar a cabo la prestación de servicio, entendiendo que una respuesta de servicio puede ser más rápida o más lenta, si usa o no la tecnología digital.

Veamos entonces cómo se diferencia el servicio prestado en base a las partes involucradas: 

 

1PL

Es el nivel más básico de servicio, pues todo el proceso logístico para trasladar una carga de producto hasta su destino final lo lleva a cabo la propia empresa manufacturera. Es un tipo de servicio centralizado poco especializado.

 

2PL

A este nivel la empresa manufacturera suma a su proceso logístico a una empresa de transporte y almacenaje. Es decir, la empresa de transporte es la responsable de almacenar y trasladar la carga hasta un destino final, pero bajo la supervisión del cliente. En el ámbito de la industria marítima este rol lo cumplen las navieras.

 

3PL

En este nivel se suma una tercera empresa que es especialista en logística internacional, por ende, tiene la capacidad de conseguir mejores opciones de almacenaje, transporte, envío, etc. de la carga de su cliente, además de conseguir mejores precios, con mayor rapidez de respuesta. Si se trata de carga marítima este importante papel lo llevan a cabo los transitarios o agentes de carga. Cabe destacar que la digitalización de los freight forwarders ya es una tendencia irreversible, porque de esta manera ellos pueden ofrecer mayor rapidez de servicio a costos más eficientes, aprovechando incluso que ya hasta las navieras se mueven a lo digital.

 

4PL

A diferencia de los anteriores, los proveedores logísticos en este nivel ya forman parte de la empresa manufacturera (cliente) o son externas a éstas pero con un contrato establecido a largo plazo. Son quienes con un alto grado de conocimiento en tecnología digital así como de toda la cadena de suministro, cumplen la función de mediar e integrar al cliente y a los demás proveedores. Parte de sus funciones incluyen consultoría, planificación estratégica, uso de tecnologías avanzadas de comunicación entre todos los eslabones de la cadena, etc.

 

5PL

Finalmente el más alto nivel de servicio es en el que mediante alianzas estratégicas de negocios se logra la optimización y ejecución de todas las operaciones logísticas. Un 5PL es un proveedor logístico altamente especializado que implementa soluciones digitales y tecnologías de última generación en nombre de uno o varios clientes. Tiene la capacidad de gestionar múltiples cadenas de suministro, lo que le permite obtener menores costos atados a mayor volumen y alta frecuencia, aportando con ello adicionalmente mayores eficiencias medioambientales.

Junto con el más alto nivel de servicio, precisamente se encuentra el servicio que ofrecemos desde Cargofive, ya que gracias a nuestra especialización en materia de desarrollo digital, los freight forwarders pueden gestionar los contratos y tarifas de múltiples proveedores en tiempo récord. Esto permite optimizar aún más la cadena de suministro global.

 

Así, la industria de logística internacional se ha ido adaptando a las necesidades de los consumidores que cada vez son más y más exigentes. Se siguen sumando partes especializadas a la cadena, lo cual permite ofrecer un mayor valor y por ende, un mejor servicio. Es momento de seguir aportando para que la interacción entre los distintos PLs sea cada vez más óptima y de esta manera generar el crecimiento exponencial de los proveedores logísticos en todos los niveles.

Leave a Reply