Los freight forwarders han visto cómo en poco tiempo se ha ido transformando la industria marítima y la cadena de suministro global, para mantenerse vigente ante los nuevos modelos comerciales y tipos de clientes. El IoT, tecnología blockchain, Big Data, son algunas de las herramientas digitales que ofrecieron la oportunidad a los freight forwarders para incursionar en la nueva era digital, pero ¿qué tendencias siguen ahora?

 

La digitalización en los freight forwarders está cada vez más presente. El año 2019 fue de grandes avances dentro de la industria marítima. Contenedores inteligentes, drones al servicio de la seguridad marítima, navegación autónoma, etc. Pero el punto en común que motivó todos esos avances, fue la necesidad de generar una mejor y más gratificante experiencia a los clientes, en todos los niveles de servicios relacionados con el comercio internacional.

Escuchar y entender lo que los clientes querían fue fundamental, especialmente para los freight forwarders, con quienes se inicia una buena o mala experiencia de servicio, desde el momento en que el cliente solicita una cotización.

 

¿Cuál es entonces la tendencia en digitalización para freight forwarders?

 

Todo freight forwarder debe enfocarse en captar la atención de un nuevo tipo de cliente. Ese que tiene conocimiento y experiencia tecnológica, que es más exigente, requiere de respuestas inmediatas, sabe lo que significa acceder a la tecnología para moverse a través del mundo y que en definitiva es un cliente globalizado (posee móvil inteligente de última generación, internet de súper velocidad, realiza transacciones comerciales desde y hacia cualquier lugar, a cualquier hora y por cualquier dispositivo, etc.).

Para ello, estar digitalizados desde el momento de la cotización se perfila como esa tendencia con la cual pueden cumplir con el objetivo de brindar un mejor servicio, desde el principio. La importancia de que la experiencia del cliente sea satisfactoria desde la cotización, quedó demostrada en un estudio reciente desarrollado por Freightos, mediante el método de comprador incógnito, en cuya muestra se incluyeron a las navieras top y a algunos de los principales freight forwarders, tanto tradicionales como digitales. 

El estudio concluyó los siguientes resultados claves:

  1. Cada vez se ofrecen más cotizaciones instantáneas. En comparación con el resultado del mismo estudio en años anteriores.
  2. Las cotizaciones que se hicieron manualmente tardaron 122 horas en promedio, y hasta 19 días completos. La demora genera una mala experiencia para el cliente y lo desalienta a cerrar un contrato.
  3. La oportunidad de crecimiento para un freight forwarder es amplia con sólo ofrecer cotizaciones instantáneas, ya que en el mercado aún 63% de las cotizaciones no lo son.

La digitalización en freight forwarders se trata de mejorar la velocidad de respuesta, ofrecer transparencia y eficiencia, eso conlleva a una experiencia de servicio muy gratificante para un cliente.

Si ahora te preguntas ¿cómo puede un freight forwarder cotizar rápido y ganar ventas? Cargofive te da la respuesta y solución a lo que necesites para que inicies tu transformación digital, aproveches la oportunidad y te sumes a la tendencia del mercado global.