Cubrir las demandas del mercado es un trabajo en conjunto de todos los que forman parte de la industria marítima. La smart industry promete que este trabajo sea más fácil y con costos más bajos, incorporando tecnología e innovación. ¿En qué consiste esta nueva industria marítima?

La industria marítima 4.0 forma parte de la cuarta revolución industrial, en donde convergen la tecnología, la innovación y el uso de la información. A diferencia de sus antecesoras, se desarrolla a gran velocidad y está presente en todos los aspectos de la industria, por lo que supone un gran cambio en la manera en que nos movemos, comunicamos y trabajamos. 

¿En qué consiste la industria marítima 4.0?

Esta reformulación de la industria está integrada por procesos como la gestión digital de la cadena de suministro, la fabricación digital, la logística digital y la planificación empresarial digital. De esta forma, se apunta al uso de la tecnología para generar cadenas de suministro circulares en donde se agregue valor en todos los eslabones que la conforman, integrando todos los aspectos de la digitalización.

Además, tiene como objetivo integrar todos estos elementos para lograr mayor visibilidad, transparencia y agilidad en los procesos logísticos. Esto se traduce en un aumento significativo de la eficiencia y, por ende, en los márgenes de ganancia. Así, se derriban barreras y las empresas son capaces de llegar a nuevos mercados y asumir nuevos retos. 

De esto deriva también la reinvención de los puertos: los puertos 4.0. Los cuales empezaron a implantar modelos de gestión digital en pos de cubrir las demandas de eficiencia, economía, seguridad y compatibilidad ambiental. En España, por ejemplo, ya se han llevado a cabo iniciativas que impulsan estas innovaciones como el fondo de capital Ports 4.0 para atraer, apoyar y facilitar la aplicación del talento y emprendimiento al sector logístico-portuario español público y privado en este contexto*. De esta forma, los puertos logran mayor competitividad en el contexto de una economía globalizada.

También, en la industria marítima 4.0 la combinación del mundo digital con lo físico es posible gracias al Internet de las Cosas – IoT por sus siglas en inglés-, el cual es un componente importante. Podemos afirmar que es el motor de todo este avance industrial, ya que interconecta dispositivos y objetos a través de una red, lo cual logra aumentar la productividad y reducir los tiempos de los procesos. Así, los dispositivos interaccionan sin necesidad de la intervención humana y se logra la interacción máquina a máquina (M2M).

Lo cierto es que la industria marítima que conocemos evolucionó y, sin duda, continuará transformándose en los próximos años. Esto nos obliga a enfrentar de forma activa las nuevas dinámicas del sector con decisiones que conlleven la aplicación de nuevas tecnologías y procesos innovadores, como el e-Pricing. Así, ser parte de la transformación digital de la industria será más fácil y podremos sacar provecho de sus beneficios. ¡La revolución de la industria marítima es nuestra oportunidad!

*Fuente: Puertos del Estado

Leave a Reply