Si de modelos de negocio innovadores se trata, los freight forwarders tienen varias empresas que pueden servir de ejemplo a seguir. Así pueden extraer lo mejor de cada una, para reinventarse y hacer de su propio negocio el modelo a seguir por otros.

 

Por mucho tiempo los relacionados con la industria marítima, y en especial los freight forwarders, han mantenido modelos de negocios muy tradicionales. Si bien es cierto que aún funcionan, ya no son tan competitivos. 

La tecnología digital y la globalización han transformado desde los procesos más simples hasta los más complejos, entendiendo que cada vez hay clientes más especializados, que exigen respuestas aún más rápidas a sus requerimientos. Por esto, es momento de que la industria del forwarding también se transforme y ofrezca una experiencia más acorde con las necesidades de los nuevos tipos de consumidores.

 

¿Cuáles son esos modelos de negocio innovadores que sirven de aprendizaje para los freight forwarders?

 

Airbnb

Usando como herramienta principal de trabajo el comercio electrónico, esta empresa desarrolló una plataforma que conecta a clientes con clientes (C2C) basándose en una economía colaborativa. Así implementó un modelo de negocio innovador y disruptivo dentro de la industria turística, con el cual ha alcanzado a tener presencia en más de 190 países alrededor del mundo.

Lo que un freight forwarder puede aprender de este modelo es que funciona con la ayuda de una plataforma en línea que conecta a cada componente que lo integra. Es decir, aprovecha la tecnología digital, el IoT y el BigData para hacer crecer su negocio y generar confianza C2C.

En este sentido, será cada vez más necesario adoptar las nuevas tecnologías en la industria para que eventualmente puedan surgir nuevas maneras de llevar el negocio. Es decir, todo forwarder debe empezar entonces a apoyarse en herramientas que le permitan automatizar y optimizar sus operaciones, como en este caso Cargofive lo hace con la gestión de las tarifas de fletes marítimos.

 

Amazon

A lo largo de su existencia, Amazon ha sabido adaptarse a las épocas, a las tecnologías y a sortear las adversidades que se le han presentado. Ha pasado de ser una tienda virtual de libros a ser la empresa líder en ventas al detal, que sabe cómo cubrir “casi todas” las necesidades de sus usuarios.

Su modelo de negocio se conoce como cola larga o “long-tail” pero además está inspirado en el principio de Pareto, en el que con 20% de esfuerzo se puede llegar a generar un 80% de resultados favorables. Esto se traduce en que a través de muchas ventas pequeñas se puede obtener gran rentabilidad. Plantea que la oferta de productos sea tan amplia que todo lo que el usuario busque, quiera o necesite, Amazon lo tiene. Y a medida que suma servicios adicionales a su oferta original, no sólo gana clientes sino que persigue mantenerlos en el tiempo, y eso hace el modelo long-tail.

Un freight forwarder puede aprender de esto tres lecciones:

  1. Para sobrevivir en el mercado, es crucial evolucionar y poder adaptarse a las nuevas tecnologías. Por tanto la digitalización de los freight forwarders más que una tendencia, ya es una necesidad.
  2. Mientras más completa sea la oferta de servicios, más oportunidad existe de ganar clientes y por ende de crecer.
  3. Según la suma de servicios que añada a su oferta, se convertirá  en un proveedor logístico más especializado y diferenciado de sus competidores, garantizando con esto su éxito.

 

En definitiva, sea cual sea el modelo de negocio innovador que desees adoptar, ten en mente siempre que el cliente debe ser la razón de su existir. Se trata de generar vínculos y con la ayuda de estrategias de inbound marketing, por ejemplo, se puede lograr incluso desde antes de que se genere el primer contacto directo con el prospecto. Debemos ser proactivos, analizar el éxito de otras compañías y añadir valor al negocio del freight forwarding aprendiendo de ellas.

Leave a Reply