La gestión de tarifas de fletes es complicada. Los freight forwarders luchan constantemente con esto al momento de cotizar. Tener que buscar tarifas entre tantas navieras, cuando los contratos son renovados frecuentemente, no es tarea fácil. Es por ello que es tan importante contar con una buena herramienta que ayude a automatizar y optimizar el proceso. Pero entonces, ¿por qué las tarifas de fletes cambian tan seguido? Esto es lo que queremos explicarles en esta oportunidad.

 

La gestión de tarifas de fletes es bastante difícil en realidad. Pueden haber muchos recargos que aplican dependiendo de aspectos como el tipo de flete, la ubicación, la distancia recorrida, etc. Además, los freight forwarders deben enfrentar los cambios constantes en los contratos de las navieras, lo cual complica sus propias operaciones.

Cuando analizamos la composición de las tarifas de fletes, notamos que la mayoría de los recargos casi nunca cambian, como es el caso del Terminal Handling Charge (THC). Hay un pequeño número de recargos que cambian cada tres meses, como el Bunker Surcharge (BAF) y por el otro lado, algunos son estacionales, como el Winter Surcharge (WSC) o el Peak Season Surcharge (PSS).

 

¿Por qué entonces las tarifas de fletes cambian tan seguido?

 

El recargo que principalmente sí cambia es el Basic Freight (BAS). Pueden aplicar diversos recargos a un simple flete, pero el que realmente hace que la tarifa sea volátil es el BAS. Es por esto que es tan importante tener un buen sistema para gestionar los constantes cambios del BAS y así poder ser eficientes. Pero, ¿qué es lo que hace que el BAS varíe tanto?

Lo más sensato es aceptar que se trata de un tema de oferta y demanda.

Mientras la economía global ha crecido a un ritmo más lento, las navieras han estado construyendo barcos mucho más grandes para aprovechar la economía de escala. Sin embargo, esto sólo ha aumentado la brecha entre la oferta y la demanda. A raíz de esto, las tarifas de fletes han hecho récord en valores bajos en los últimos años.

De hecho, existen otros factores que impactan en las tarifas, como el precio del combustible, pero no son tan significativos como el tema de la oferta y demanda. La industria de la logística internacional es la primera afectada por las variaciones en los asuntos políticos, ambientales y económicos. Tan pronto hay un cambio en alguna de esas materias, de inmediato se siente el impacto en la demanda del servicio de fletes marítimos. Como ejemplo tenemos el War Risk Surcharge, que aplica a los fletes que involucran a zonas en guerra y que por ende afecta la tarifa.

Por otro lado, la oferta de servicios de fletes marítimos tiende a ser afectada por la sobrecapacidad que existe en el mercado. No hay restricciones en el número de barcos que las navieras pueden construir, además que debemos considerar el tiempo que toma ponerlos en operación realmente. Esto acentúa las fluctuaciones de la oferta, lo cual tiene un impacto importante en las tarifas de fletes. Así que, si las empresas transportistas desean evitar que las tarifas sigan bajando, tendrán que sacar de operación a más barcos.

Aunque parezca bastante necesario con todas estas variaciones, la fijación de precios automatizada y dinámica no existe en esta industria. Aún se trata de un proceso muy manual, lo cual ralentiza al mercado. Incluso, es imposible o inviable analizar las fluctuaciones de las tarifas para la mayoría de freight forwarders, ya que esto les toma mucho esfuerzo manual.

En vista de que es casi imposible controlar la oferta y demanda a este punto, la industria de envíos marítimos necesita entonces más soluciones que ayuden a reducir el impacto del constante cambio de las tarifas de fletes. Hay una gran necesidad de automatizar y optimizar los procesos de pricing en este negocio.

En realidad, nosotros consideramos que es bastante importante hacer que las tarifas de fletes sean accesibles en tiempo real. Esto podría simplificar en gran manera las operaciones de todos los actores en la cadena de suministro, reduciendo muchos costos y generando aún más ganancia. Sin embargo, sólo 2 del top 10 de navieras en el mundo están ofreciendo cotizaciones instantáneas.

En Cargofive, queremos ayudar a mejorar el proceso de cotización e impulsar la industria para llevarla a la nueva era. Por esto, hemos desarrollado una solución que facilita la gestión de las tarifas para los freight forwarders, con la que pueden crear una cotización en menos de 10 minutos con tan sólo pocos clics. Así que, mientras esperamos que las navieras se pongan al día con los avances tecnológicos en pricing, continuaremos desarrollando soluciones que alivien y mejoren las operaciones de la logística internacional.