El uso y la gestión eficiente de la información es crucial para las empresas que están inmersas en el contexto digital o que desean sumarse a la movida digital. En los últimos tiempos esta tarea ha ido adquiriendo cada vez más importancia para los departamentos directivos ya que facilita en gran medida la toma de decisiones. Entonces, ¿cómo pueden aprovecharla los freight forwarders?

La inteligencia empresarial o business intelligence es un proceso por el cual se utiliza el conocimiento y las competencias analíticas en todos los niveles de la empresa. Para esto es clave transformar los datos históricos en información relevante con el fin de optimizar la toma de decisiones.

Este proceso, además, tiene como fin último lograr un desarrollo que permita atraer y retener clientes mediante la creación de un perfil concreto de ellos, el cual refleje sus deseos, necesidades, comportamiento, etc. Esto es posible mediante la interpretación y análisis de información obtenida anteriormente, es decir, del comportamiento adquirido. Aunque parezca un proceso meramente de mercadotecnia, la inteligencia empresarial en realidad puede – y debe – distribuirse en la totalidad de la organización para que se logre alcanzar la capacidad de extraer conclusiones oportunas.

¿Qué pueden aprovechar los transitarios de la inteligencia empresarial?

  1. Mayor precisión

Los clientes del sector logístico demandan información cada vez más detallada y en menor tiempo. Gracias a la inteligencia empresarial, esto es posible ya que se tiene acceso a información pertinente en todo momento. Además, a nivel interno, la toma de decisiones gerencial se realiza con mayor facilidad ya que se pueden preveer ciertos factores. 

  1. Reducción de costos y tiempos

Los procesos logísticos deben soportar la presión de los costos que están intrínsecamente ligados a los tiempos que se emplean en cada actividad. Para esto, la gestión de la información mediante business intelligence se vuelve más eficiente gracias a la formulación de nuevos planes de trabajo basados en análisis históricos. Así, la distribución de los costos se simplifica ya que las áreas problemáticas son más visibles y pueden ser solucionadas en menor tiempo. 

  1. Transparencia + visibilidad

El seguimiento de todo el proceso comercial y logístico es crucial para el cliente. Con la inteligencia empresarial, podemos brindar un servicio que proporcione datos de seguimiento y rastreo además de transparencia de los costos, lo cual al final del día aportará un valor único a lo que ofrecemos. De esta forma, nuestros clientes sentirán la confianza y comodidad de planificar más procesos con nosotros. 

  1. Enfoque en el cliente

Centrar al cliente en la estrategia organizacional es una tendencia de hace varios años que persiste por lo acertada que resulta. La inteligencia empresarial, como ya adelantamos, permite crear un perfil concreto de ellos en base a sus verdaderos requerimientos, el cual nos permitirá formular estrategias para lograr una relación entre proveedor logístico y cliente para retenerlos y ofrecer un valor diferencial. 

Este proceso no se trata sólo de almacenar datos de forma conveniente, sino de alcanzar una eficiente implementación de las soluciones digitales que permitan llevar a otro nivel nuestra empresa. A partir de ahora, lograr estrategias transaccionales que nos permitan obtener una sinergia al combinar inteligencia con experiencia deberá ser nuestro próximo objetivo. En Cargofive sabemos que muchas empresas del sector todavía tienen que ponerse al día con los beneficios de la digitalización por lo que estamos dispuestos a brindarles nuestra ayuda a todos los que deseen sumarse a la era digital.

Leave a Reply