Las cadenas de suministro global han sabido adaptarse bien a las nuevas tecnologías. Eso les ha permitido mantenerse a flote y además generar una sana competencia de la que todos pueden sacar provecho.

 

Las cadenas de suministro global han decidido unirse a la revolución de la industria 4.0 para no sólo modernizar sus procesos, sino también para ser más competitivas, eficientes, productivas y rentables en un mercado que todavía tiene potencial de crecimiento. Incluso, la propia tecnología ha hecho que la demanda de los consumidores sea cada vez mayor.

Hay que aceptar que en cualquier ámbito de la vida y más aún en las industrias, las nuevas tecnologías hacen que todo sea más fácil, rápido, confiable y seguro.  

 

Entonces, ¿cuáles son las 5 tecnologías que las cadenas suministro usan para competir?

 

IoT

El internet de las cosas (IoT) no es más que la capacidad que tienen todos los objetos y dispositivos digitales de interconectarse entre sí para transferir datos, usando redes de internet inalámbrico. Esto es posible gracias a sensores digitales y softwares especialmente diseñados para que esa interconexión se lleve a cabo con la mínima intervención humana.

¿En qué podemos ver el IoT en la cadena de suministro? En los contenedores inteligentes por ejemplo, que permiten el rastreo en alta mar de una carga, su estado, ubicación, variaciones de temperatura, etc. Lo mismo ocurre en tierra y también en los almacenes, permitiendo mejor control de ingreso y egreso, así como el monitoreo de las cargas, hasta que llegan al consumidor o usuario final.

 

Blockchain

Esta es una de las tecnologías que han sido más disruptivas dentro de la cadena de suministro global. Fue creada inicialmente para un ámbito financiero pero con el tiempo demostró ser efectiva en diferentes tipos de industria y especialmente en la marítima, de allí su uso en la logística.

La tecnología blockchain, gracias a su alto nivel de seguridad, transparencia y trazabilidad, permite que cada eslabón de la cadena tenga conocimiento en tiempo real y de forma ordenada de todos los datos, documentos, pagos, etc. que se requieren para llevar a cabo una operación de comercio internacional. Esto se hace de forma cerrada, por lo que no hay cabida a errores humanos ni a su intervención para modificar o alterar el proceso.

 

IA y RPA

Sistemas o máquinas que imitan la inteligencia humana es lo que se conoce como inteligencia artificial (IA) y junto con la Automatización Robótica de Procesos (RPA según sus siglas en inglés), son las tecnologías que proyectan mayor crecimiento de inversión a nivel empresarial y dentro de la cadena de suministro.

Deloitte pronostica para la IA un gasto de 57,6 mil millones de dólares para el 2021. Mientras McKinsey Global Institute calcula un potencial valor comercial de 3,5 a 5,8 billones de dólares, derivados del uso de IA en las industrias. En cuanto a la RPA, se espera un mercado de 1,1 billones de dólares para el año 2023 según la IDC (International Data Corporation), quien pronostica que sólo en España la inversión crecerá más del 35% para el 2022.

Empresas de logística como Amazon, DHL y DB Schenker entre muchas otras, ya hacen uso de la robótica y de la inteligencia artificial para agilizar procesos que antes eran manuales, optimizando así su cadena, mientras hacen más rentables sus negocios.

 

Impresión 3D

Charles Hull, co- fundador de 3D Systems, fue el precursor de esta tecnología al inventar la estereolitografía, un proceso que permite imprimir objetos tridimensionales partiendo de datos digitales.

Y, a pesar de que lleva varias décadas entre nosotros, fue recientemente que las cadenas de suministro descubrieron cómo esta tecnología puede ayudarles en sus operaciones diarias.

Uno de los momentos en que más ha sido útil esta tecnología en la industria es precisamente la actualidad. Ante la pandemia y el impacto por el COVID-19, muchas cadenas de suministro han podido ofrecer soluciones de manufactura utilizando la impresión 3D como su aliado, porque les permite suplir necesidades de piezas de manera rápida, de forma local y a costos reducidos. 3D Systems a través de su servicio On Demand ha sido partícipe de ello, sobre todo en el sector hospitalario.

 

Ciertamente la tecnología es aliada en todos los ámbitos empresariales. Si las cadenas de suministro se avocan al conocimiento del cliente en búsqueda de la optimización de sus operaciones haciendo uso de las innovaciones tecnológicas, tendrán la clave para competir con éxito.

Leave a Reply