Estos últimos años han sido desafiantes para el sector logístico y la cadena de suministro. Hoy más que nunca, los transitarios deben estar atentos a aquellas tendencias para incorporar mayor valor a sus esfuerzos y así estar un paso adelante de su competencia. Entonces, ¿qué podemos esperar para el nuevo año?

 

Las tendencias en logística para el año entrante pueden ser una gran oportunidad a adoptar para aquellos agentes de la cadena de suministro que quieran estar un paso adelante de su competencia. Ya con enero en el horizonte, estas tendencias serán decisivas para las estrategias planificadas en el 2022. 

 

¿Qué tendencias en logística se esperan en el 2022?

 

Es bien sabido que la digitalización y los avances tecnológicos han cambiado de punta a punta la forma en que hacemos las cosas, y más aún en el sector logístico en donde la globalización impacta fuertemente. Por eso, muchas de las tendencias en logística se encuentran influenciadas por estos y pueden considerarse como pautas para nuestras próximas estrategias.

 

1.Mayor demanda en los servicios de 3PL y 4PL

De acuerdo con diferentes expertos, se espera que el mercado global de proveedores logísticos alcance los 1,1 billones de dólares en los próximos seis años. Por eso, aquellas empresas 3PL que proporcionan almacenes en múltiples ubicaciones tendrán mayor demanda, ya que eso significaría una logística eficiente de última milla con más servicios y mucho más rápida.

Este punto se encuentra muy ligado a otra tendencia creciente, que es la mayor integración de las grandes empresas con sus operadores logísticos. Así, estos se encontrarán exigiendo niveles de servicio cada vez más estrictos en la cadena de suministro, como ser previsiones de mercado – en donde el Big Data toma un papel crucial-, diseño de las cadenas logísticas, adaptación de producto a mercados de destino, etc.

 

2. Necesidad de contar con personal especializado

Ya hace algunos años el conjunto de habilidades requeridas por las personas para trabajar en el sector logístico está enfocado en las últimas tecnologías. Por eso, algunos de los perfiles más buscados serán los de expertos en áreas como la automatización de procesos, Big Data e IA. Los perfiles más valorados serán aquellos que pudieran desarrollar entornos inteligentes con el uso de IoT y aportar un valor diferencial a la organización.

La competencia por el talento se encuentra en un punto feroz, por lo que los directivos logísticos y encargados de los Recursos Humanos deberán hacer todo lo que esté a su alcance para motivar a su personal y mantenerlos capacitados. Será clave maximizar el tiempo y los recursos, considerando oportunidades para ahorrar tiempo y usar tecnología que permita a los profesionales de la cadena de suministro concentrarse en tareas más estratégicas.

3. Continuará la crisis de capacidad

En este momento hay demasiada demanda y poca capacidad, una crisis que se ha acercado durante años y sólo se ha visto agravada por el crecimiento en los volúmenes de envío debido al efecto de la pandemia de COVID-19 y las festividades durante los últimos meses del año. Se necesitará tiempo para que la capacidad alcance la demanda, y las empresas deberán aprovechar al máximo la capacidad que tienen vigilando de cerca la utilización de los activos y priorizando los envíos, en donde una buena gestión de los mismos determinará la supervivencia de los transitarios.

4. Las fusiones y adquisiciones aumentarán

Tanto las navieras como los clientes están invirtiendo en visibilidad a través de fusiones y adquisiciones, expandiéndose vertical y horizontalmente. Actualmente, el valor de la transacción aumentó un 86% año tras año en la primera mitad del año 2021. Un ejemplo claro es la adquisición de Senator International por parte de Maersk, un freight forwarder alemán con casi 40 años en el mercado.

La visibilidad ahora supone una forma estratégica de impulsar una mayor eficiencia, por lo que podemos esperar que más empresas aumenten su tamaño a lo largo del año 2022. Por eso, estas fusiones y adquisiciones pueden ser una buena oportunidad para agregar capacidad -desde personal hasta infraestructura-, y gestionar el crecimiento de manera eficaz. 

 

5. Mayor inversión en infraestructura

Claramente, se necesitan nuevos barcos, nuevos trenes, nuevos aviones y nuevos puertos. Solamente si pudiéramos completar y construir la infraestructura de la cadena de suministro de la noche a la mañana aliviaría gran parte de la crisis de capacidad, pero lamentablemente llevará tiempo ponernos al día con la infraestructura que necesitamos. 

Sin embargo, podemos tomar como esperanza que en diferentes puntos estratégicos se están realizando acciones para impulsar esto. Los smart ports están en auge y son cada vez más los avances industriales en barcos y maquinarias. Esto está sumamente ligado con las nuevas regulaciones en torno al cuidado del medio ambiente y la logística verde a la que se apunta. Por el momento, aunque es una jugada que ya está en acción, debemos trabajar lo mejor posible con lo que tenemos y esperar las inversiones que vendrán.

 

Todavía quedan varios puntos a trabajar, pero estas tendencias en logística están a la vuelta de la esquina y será vital para nuestra supervivencia tenerlas en cuenta. La buena noticia es que los freight forwarders pueden posicionarse en un lugar competitivo si toman los pasos adecuados frente a estos avances y lograr el éxito de cara a los desafíos venideros. 

Leave a Reply