El sector logístico empezó a transitar el camino hacia la nueva normalidad post COVID-19. Esta pre-nueva normalidad, se caracteriza por la reorganización de lo aprendido luego de un período tan inestable como lo fue la primera parte del año. Resiliencia, demanda, transporte y una nueva forma de trabajar son los impulsores de esta etapa, pero, ¿en qué consisten?

Las cadenas de suministro este año se vieron en la necesidad de ser reformuladas con el fin de adaptarse y sobrepasar los diferentes obstáculos. Como consecuencia, lograron flexibilidad y resiliencia, lo cual las deja mejor preparadas para el futuro. Además, han tenido que incorporar nuevas tecnologías para acelerar los procesos y sus operarios han tenido que desarrollar nuevas habilidades para seguir este ritmo.

Los conductores para las nuevas cadenas de suministro 

Un estudio publicado recientemente por DHL considera que la nueva normalidad de las cadenas de suministro ha sido moldeada por diferentes escenarios, los cuales deben tenerse en cuenta para esta pre-nueva normalidad:

  1. Resiliencia

La resiliencia muchas veces puede parecer un factor influyente sólo sobre las estrategias operativas de una empresa. Pero este año nos demostró que esto está muy lejos de la realidad. De hecho, quedó demostrado que los gerentes deben formular una estrategia corporativa que tenga en cuenta la resiliencia de forma global, con el fin de llevarla a toda la empresa. Así, se aseguran de controlar los puntos débiles de todos los procesos.

Este curso de acción, además, no debe ser considerado como un costo innecesario, ya que vale la pena. Lograr efectiva resiliencia en una cadena de suministro es, en realidad, una inversión, ya que otorga tranquilidad y un cierto grado de protección ante futuros riesgos. 

  1. Demanda.

Durante el confinamiento de emergencia, las compras de pánico de los consumidores llevaron a una disrupción en las cadenas de suministro. Es aquí en donde comenzó el llamado efecto látigo: el pronóstico es que la demanda se incrementará aún más a medida que transcurre el tiempo. En otras palabras, veremos los efectos reales de este pico de consumo recién en la etapa post-coronavirus y como consecuencia, la hará muy difícil de predecir.

Para enfrentar esto, lo que las empresas deberán hacer es analizar rigurosamente las tendencias del sector logístico para responder a las demandas que se vienen. En Europa, por ejemplo, el 24% de los consumidores indicaron que continuarán comprando de forma online una vez que todo “vuelva a la normalidad”. Así que los freight forwarders deberán tener en cuenta cómo pueden impulsar el e-commerce desde su lugar.

  1. Transporte

Las nuevas formas de producción, distribución y almacenamiento requerirán también nuevas formas de transporte. El transporte acelerado – o expedited shipping – , por ejemplo, ha tomado mayor importancia en este contexto ya que asegura que las mercancías lleguen más rápido que con transit times regulares.

Ahora en más, las rutas punto a punto y el manejo acelerado en los puertos siguiendo protocolos de sanidad, serán parte de la pre-nueva normalidad del sector logístico. Aunque seguramente surgirán otros en el camino. 

  1. Nueva forma de trabajar.

Debido a la implementación de la distancia social, los lugares de trabajo han cambiado, ya sean almacenes, oficinas o puertos. A largo plazo y sin vacuna, muchas personas que trabajaban en oficinas podrán continuar en modalidad home office, sin embargo esto también supondrá un aumento del uso de robótica automatizada para el manejo físico de las mercancías. 

Por suerte, los datos históricos demuestran que, a pesar del confinamiento, los eslabones de las cadenas de suministro supieron mantenerse al día y no bajar el ritmo de los procesos. El futuro de los empleos en el sector dependerá de que las habilidades de las personas se encuentren acordes a estas premisas, en pos de mantener la eficiencia y productividad.

En un contexto tan inestable, tener en cuenta estos factores nos brindará una visión más clara de lo que se viene. Así, con la utilización de soluciones digitales adecuadas lograremos competitividad y visibilidad para hacer frente a la nueva normalidad de las cadenas de suministro de la que seremos parte.

Fuente: Post-Coronavirus Supply Chain Recovery por DHL

Leave a Reply