A medida que avanza la digitalización en el sector, los transitarios tradicionales se encuentran frente a más desafíos y su supervivencia depende de qué tan preparados están para enfrentarlos. Hoy en día, existen ciertas empresas que amenazan su lugar en el mercado y consideramos importante analizarlas para tomar cartas en el asunto cuanto antes.

Los transitarios tradicionales han pasado por un arduo proceso de adaptación y transformación debido a la digitalización que está revolucionando la industria. Esto se acrecentó en el 2020 con la pandemia y con la entrada del e-commerce al campo del juego. El desafío de estos es entonces inevitable y es crucial estar preparados para enfrentarlo.

¿Qué está pasando en la industria del freight forwarding?

De la mano de la digitalización, muchas compañías vieron una oportunidad y desarrollaron soluciones innovadoras que les permitieran brindar un mejor servicio o acomodarse a las nuevas necesidades del mercado. Así, empresas como Agility, DB Schenker, DHL, Kuehne + Nagel y UPS lograron formular propuestas digitales adaptadas a las necesidades actuales del mercado.

Sumado a esto, durante cinco años existió un avance casi constante en cuanto a ventas online por parte de los transitarios. Estos notaron que sus clientes más importantes demandaban cierto grado de digitalización en las operaciones que realizaban, como un ciclo de ventas más largo y personal, optando por añadir más valor a través del seguimiento de envíos, análisis predictivo, facturación integrada y automatizada o soluciones de gestión de crédito.

Hoy en día, los freight forwarders han decidido mejorar el servicio que brindan a sus clientes con la ayuda de soluciones digitales, a la vez que se estratifican, eligiendo segmentos específicos y haciendo grandes inversiones en digitalización en consecuencia. 

Entonces, ¿quiénes amenazan a los transitarios tradicionales?

Un gran grupo de transitarios, carriers, plataformas y startups están compitiendo en el campo de juego de la digitalización. Su más grande apuesta recae sobre el creciente mercado de shippers de pequeño y mediano tamaño. Lo que definió esto fue la entrada del e-commerce con el COVID-19 y el aumento masivo de pequeñas nuevas empresas estos últimos años, creciendo en tamaño e importancia. 

  1. Navieras.

Los carriers se han expandido tanto de forma horizontal como vertical, ofreciendo servicios integrales y aprovechando las herramientas que la tecnología brinda para hacerlo. Como ejemplo, hoy en día, cinco del Top 10 de navieras del mundo ofrecen tarifas digitales, siendo Maersk, MSC, Hapag-Lloyd y CMA CGM quienes también ofrecen cotizaciones instantáneas FCL. Con sus plataformas, logran un contacto directo con los exportadores e importadores, pasando por alto a los transitarios.

  1. Freight forwarders digitales.

La mayoría de los transitarios digitales ahora ofrecen cotizaciones FCL instantáneas, además de cotizaciones LCL instantáneas, las cuales los carriers evitan. Esto supone cierta amenaza para los transitarios tradicionales, ya que también proporcionan funciones de búsqueda útiles y fáciles de usar, permitiendo flexibilidad y comparación de diferentes opciones de precios, fechas de salida o validez de la cotización. 

Aunque debemos admitir que la línea que divide a los transitarios tradicionales de los digitales hoy en día es cada vez más fina, ya que muchos de los tradicionales se están sumando poco a poco a la era digital. Han decidido seguir ese refrán que dice “si no puedes contra ellos, úneteles” para sobrevivir a la revolución de la industria y ya están viendo buenos resultados. Por ejemplo, DHL agregó cotizaciones instantáneas para solicitudes LCL a su oferta aérea, mientras que Kuehne + Nagel, el primero de los principales transitarios en ofrecer reservas LCL instantáneas, agregó FCL, uniéndose a Agility para ofrecer cotizaciones instantáneas para los tres modos (LCL, FCL y Aéreo).

  1. Startups. 

Siguiendo el punto anterior, freight forwarders digitales como Flexport están brindando soluciones completamente digitales para hacer cadenas de suministro más eficientes, cubriendo todos los modos de transporte y llegando de forma más directa a los clientes, ya que con pocos clicks pueden acceder a la información que quieran. Además, navieras como Evergreen se han aliado con modelos de negocios innovadores para desarrollar una plataforma que provea a sus clientes un marketplace en donde pueden realizar cotizaciones, compararlas y reservarlas bajo la Línea Evergreen. 

Por otro lado, también debemos tener en cuenta que ciertas startups emergentes como Cargofive podemos ser de gran ayuda para este proceso de transformación digital, ya que nos enfocamos en brindar soporte y ayuda a aquellos transitarios que desean convertirse en disruptores digitales de la industria y aumentar sus márgenes de ganancia.

Como mencionamos anteriormente, sólo cinco de los veinte principales transitarios han hecho avances digitales significativos. El resto sigue realizando sus operaciones offline, compartiendo información vía email y gestionando contratos de forma manual, lo cual ya no debería ser así teniendo en cuenta los grandes cambios y avances surgidos de la pandemia del COVID-19. 

Estas empresas que se presentan como desafío para los transitarios tradicionales, no son más que equipos preparados y decididos a dejar una huella en la historia de la industria, ya sea por supervivencia o por estrategias visionarias. Utilizan de forma adecuada las herramientas que la digitalización ofrece y se animan a los cambios. Además, han aprendido de los métodos tradicionales para mejorarlos. Aquí puede estar la oportunidad de aquellos que todavía no se han sumado a la ola digital ya que tienen un largo camino recorrido, lleno de experiencia y sabiduría. Entonces, ¿qué esperan para sumarse?

Leave a Reply